martes, 31 de julio de 2012

La curación y encurtido de alcaparras y alcaparrones.

 

Es bien sabido que estos dos productos son incomestibles en estado crudo y que se hace necesario el someterlo a un proceso de curado para poder gozar de todos los atributos de que gozan. Son varios los procesos de curado artesanales y a escala industrial que existe, por lo cual empezaremos por el curado artesanal de las alcaparras y alcaparrones.

1. Curado con pámpanas de parra.

Se deben de separar ambos productos, los alcaparrones se lavan y se les corta el rabillo un poco, se colocan en una garrafa, y la superficie se cubre con hojas limpias de parra, la tenemos que poner en un lugar de bastante radiación solar para que el calor del sol los vaya cociendo lentamente.

Cuando veamos que están curados los llevamos al fregadero donde vaciando la garrafa procederemos a lavarla en profundidad, y pondremos agua, vinagre y sal, y volvemos de nuevo a envasar los alcaparrones.

A partir de los 15 días es cuando los tendremos listos para su consumo.

2. Curación por medio de granzas de trigo, garbanzos, etc.
Este tipo de curación es idéntica a la de hojas de parra, pero si ponemos dos platos, uno de cada tipo de curado, veremos lo siguiente:

Que existe diferencia de color y sabor entre ambos platos, ¿por qué?

Pues... Porque las hojas de parra le confieren un sabor más verde oscuro y fuerte al producto, mientras que con las granzas, el color es más tirando a verde pálido y de sabor más suave.

Para las alcaparras el sistema es idéntico. No existe diferencia.

3. Curación al estilo mallorquín.

Este sistema de curación y aliñado es diferente a los anteriores descritos, se basa en calentar vinagre con sal, y cuando esté disuelta y a punto de hervir se vierte a los alcaparrones, los cuales habremos dispuesto por capas con hojas de laurel, palos de hinojo silvestre y una guindilla troceada verde.

4. Otros procedimientos de curado.

Si nos vamos a la parte de la producción industrial en vez de la artesana, tendremos que saber que la mayoría de alcaparras y alcaparrones son de importación de Marruecos, Italia, Turquía, y en donde se las prepara mediante la inmersión en una salmuera de agua, sal y vinagre, envasados y al mercado.


Fuente: makerwiki.com

La tapenera: tallos, alcaparras y alcaparrones.

PRESENTACIÓN


Planta de alcaparras


Bodegón de alcaparras, tallos y alcaparrones encurtidos.


Las alcaparras, los tallos y alcaparrones pertenecen a la planta conocida como alcaparro o Capparis spinosa. No obstante en un gran número de poblaciones de la Región de Murcia son conocidas con otros nombres: alcaparras o tápenas y alcaparrones o caparrones.
Se trata de tres productos que se obtienen de una misma planta en distintas épocas. Los tallos se recolectan en abril, cuando su textura es tierna; las alcaparras son los botones de la flor y se recogen en julio; el alcaparrón es el fruto de la planta que aparece durante los meses de agosto-septiembre.

Orígenes

Es originaria de Asia, de hecho la elaboración más famosa realizada con ella es la Salsa Tártara, cuyo nombre hace referencia a ciertas tribus mongolas. Esta planta trepadora fue introducida en Europa a través de Grecia, siendo Italia y España los países donde actualmente más se consume.

Propiedades y gastronomía

Las alcaparras, tallos y caparrones apenas contienen grasas, su composición básica es agua e hidratos de carbono, aportan energía y poseen propiedades diuréticas, antirreumáticas y antiartríticas.
En la cocina se utilizan encurtidas, maceradas con agua, vinagre y sal, como aperitivo, constituyendo además uno de los principales ingredientes en ensaladas de pescado ahumado, en platos de carne como el pollo asado, o en preparaciones a base de verduras y hortalizas típicas de la huerta de Murcia o el Campo de Cartagena.

Literatura

La literatura universal les ha hecho un hueco en su seno, apreciándose referencias a ellas entre varios poetas del siglo XX, así como en el Antiguo Testamento. Una antigua y tradicional coplilla murciana reza así: 'En el campo hay una mata / que echa tres frutos al año, / tápenas y caparrones, siendo primero los tallos'.


HISTORIA Y CARACTERÍSTICAS


Ilustración descriptiva de la planta

El origen del término alcaparra proviene del griego caparis y del árabe alkabara, apareciendo referencias en textos antiguos sobre las propiedades curativas y gastronómicas de la planta.
Las primeras evidencias de existencia del alcaparro se encuentran en Asia, siendo los griegos quienes lo introdujeron entre los pueblos del Mediterráneo, sobre todo España e Italia, multiplicándose rápidamente gracias a la adaptación al clima cálido y soleado.
En la Región de Murcia crece de forma espontánea a la orilla de caminos y carreteras, en zonas costeras o de interior, otorgando al paisaje un característico aspecto de campos de secano cultivados, enmarcados por alcaparros en sus lindes y desmontes.

Características

Las alcaparras o tápenas son los botones de la flor del alcaparro Capparis spinosa, un arbusto caparidáceo, perenne de flores blancas también conocido como 'tapenera', muy típico de campos de secano. Los frutos que nacen a partir de estas flores reciben el nombre de alcaparrones o caparrones, con una textura carnosa y jugosa, con péndulo de 4 cm. y diferente color según su madurez, pasando del verde al rojizo.
Las ramas más tiernas de esta planta, normalmente las que se encuentran en los extremos externos se conocen como tallos, rastreros y que se renuevan anualmente, pudiendo llegar a alcanzar los 6 metros de longitud en plantas cultivadas. Todos ellos se consumen en la Región de Murcia después de haberlos encurtido con agua, vinagre y sal. Tres productos diferentes de una misma planta que se pueden observar y recolectar en épocas diferentes, desde abril hasta septiembre.
El alcaparro crece en diversos climas y suelos, aunque es una planta que prefiere temperaturas cálidas y secas, aumentando así su número y mejorando la calidad de sus flores para la reproducción. La adaptación a estas condiciones ambientales ha hecho que sus semillas presenten dureza e impermeabilización por lo que su germinación es complicada, necesitando un mínimo de 120-200 mm de agua anual.

La alcaparra en la literatura

Numerosos autores, mayoritariamente poetas, del siglo XX han hecho alusión en alguno de sus poemas a las alcaparras o tápenas entre ellos Gloria Bosch, Germán Pardo García o Alfonso Canales. No obstante también son mencionadas en la literatura grecorromana, en obras como la 'Cena de Trimalción' de Petronio, y en alegorías sobre la vejez en el Antiguo Testamento:
'El almendro comenzará a florecer, la langosta resultará una carga y la alcaparra no servirá para nada. Pues el hombre va a su hogar eterno, y en la calle se escucha ya a los que lloran su muerte'. (Eclesiastés 12, 5)
Dentro de la literatura humorística y sarcástica también ha tenido aceptación la alcaparra debido a la sonoridad de su nombre. Así se pueden encontrar trabalenguas como:
Estaba en el campo Parra / con el perro de Roque Esbirro / y la perra de Juan Gorra; / agarra Parra una porra / para pegar al perro, / tropieza Parra en un puerro / y caen sobre la alcaparra / perra, perro, Esbirro, Gorra y Parra.

Propiedades

Los componentes principales de las alcaparras y alcaparrones son el agua y los hidratos de carbono. Apenas contienen grasas por lo que poseen importantes beneficios para el organismo, ya que el aporte calórico es muy bajo (100 gramos de alcaparras contienen 25 calorías aproximadamente). El botón de la flor del alcaparro, la alcaparra o tápena, es valorado por sus aplicaciones en la farmacopea gracias a sus propiedades diuréticas, antirreumáticas, antiartríticas (debido a la caparirutina) y cosmetológicas.
También se ha utilizado en la Región de Murcia, por influencia andaluza, para combatir el dolor de muelas mediante enjuagues bucales, como curación en heridas infectadas, mediante infusiones que combaten los padecimientos estomacales y para evitar la caída del cabello.
Existe un escrito del siglo XIV, Sevillana Medicina, que comenta algunas de sus propiedades:

'Alcaparras: la rayz y las fojas y el fruto todos son calientes y secos en segundo grado, y son abrideras y desolutiuas, y alimpian los humores del estomago, y abren los caños del figado y del baço, y sueltan la orina, y los mestruos de las mugeres y dan apetito de comer...'.


GASTRONOMÍA


Tallos encurtidos

Tápenas o alcaparras encurtidas

Plato de alcaparrones

Detalle y sección de alcaparrones

Las alcaparras, tallos y alcaparrones se consumen mayoritariamente en la Región de Murcia encurtidos, conservados con agua, sal y vinagre, apenas tienen uso en verde.
Cada producto obtenido se recolecta en una fecha distinta, así el tallo a mediados de abril, la alcaparra en junio y el alcaparrón en agosto-septiembre, aunque puede variar dependiendo del clima local ya que si llueve excesivamente su cosecha se retrasa.
Destacan en la cocina de los países ribereños del Mar Mediterráneo por su consumo como aperitivo (son un estimulante del apetito), acompañando ensaladas o como ingrediente en recetas a base de pescado ya que su sabor combina a la perfección con estas preparaciones. También muestran un papel preponderante en platos con anchoas, salmón fresco y ahumado. En concreto, en la región es muy habitual la ensalada de ahumados, que combina un buen número de pescados de la zona como palometas, dentón, sargos, besugos o brecas.
Pero también se utilizan para acompañar ensaladas elaboradas a base de productos cultivados en el campo o la huerta como la ensalada de ñoras y alcachofas, aportando cierto sabor salino a la preparación, o los primaverales tomates 'partíos' con tallos y caparrones.
En la gastronomía italiana es muy común aderezar con alcaparras o caparrones diversas pizzas elaboradas con anchoas.
Una de las recetas estrella elaborada con los productos como pepinillos, alcaparras, finas hierbas y mayonesa es la Salsa Tártara.


Fuente: regmurcia.com

La tapenera. Cura de tallos y tápenas.


 De  Abril a Mayo, empiezan a brotar  las tapeneras, de ellas aprovechamos lo brotes tiernos.
 

Para ello lo mejor es ir cogiéndolos con la mano, se dobla y  la parte tierna se corta sola.

 

Se  prepara un recipiente, si es de barro mejor,  pero vale cualquier otro. Se echan los tallos, y se cubren éstos con agua.

Se cubren los tallos con paja limpia, esto hará que los tallos cojan un bonito color dorado, y al mismo tiempo impide que los tallos queden flotando, aunque no es imprescindible.

Se tapa la orza, y la dejamos unos diez días al sol, el tiempo depende del calor que haga. Cuando los tallos han cogido un color dorado y han perdido el amargor...



Pueden desprender un olor raro, pero no importa, los vamos a lavar con agua, y los ponemos en otro recipiente con agua y sal, 100 gramos de sal por litro de agua, a partir de ahora ya podremos comerlos, yo los vuelvo a lavar cuando los voy a comer, así les quito el exceso de sal, les pongo un poquito de aceite y un poquito de vinagre. O sencillamente los añado a las ensaladas.

Ya  listos para comer

Pasado los días los brotes ya se vuelven duros y no valen para comer. La tapenera nos regalará sus capullos, es decir....


La tápena

Si dejamos la tápena sin recoger no deleitara con sus bellas flores.


De  donde nos volverá a obsequiar con su fruto:  

El caparrón

Estos dos frutos tienen el mismo proceso de curación que los tallos.
Algunos ya estaran gordos, los he puesto asi para que se aprecien mejor en la foto.

De este ultimo, el caparrón, saldrán después las semillas, nunca las  he sembrado, pero este año haré la prueba. Si salen solas por los excrementos de los pájaros pienso que si los siembro...
Un poco de informacion recogida de internet:


Las tápenas
Caen como pequeñas cascadas de las paredes y "dan vivacidad al coito". Decía ya en el siglo XVI el gentilhombre florentino Doménico Romoli refiriéndose a las alcaparras. Roma está llena de ellas. El forastero que visita la capital italiana en julio y agosto las podrá observar en todas las ruinas imperiales, incluso en las murallas que rodean el Estado del Vaticano. El capparis (planta de alcaparra), descubierto por los egipcios gracias a los asiáticos, se extendió a todas las poblaciones del Mediterráneo a través de las civilizaciones posteriores. La planta tiene predilección por los cimientos viejos, ricos en calcio, y los climas secos y soleados. Las ruinas de César y de Trajano les sientan bien a las alcaparras.
Los árabes la llamaron alkabara, palabra que en castellano se transformó en alcaparra, y los provenzales tapéno, término parecido al catalán, tàpera. En Murcia se conoce también como tápena. En las Baleares y en las islas italianas de Pantelleria y Lipari su producción constituye una preciada industria local para sibaritas. En España, el cultivo intensivo (desde el 1500) rompió la poesía que rodeaba a la flor.

Familia: Capparidaceae.
Origen: Sur de Europa, Región mediterránea.
La Alcaparra o Alcaparrera es un arbusto de hoja perenne de 1-1,5 m de altura.
Las hojas se disponen alternas, son simples y pecioladas, de contorno redondeado, con el extremo obtuso; en la base del pecíolo aparece un par de estípulas transformadas en ganchos espinosos.
Las flores se disponen solitarias y nacen de la axila de las hojas, alcanzando abiertas los 10 cm de diámetro, con cuatro sépalos verdosos o purpúreos, dos pétalos blanquecinos y numerosos estambres de color violáceo.
Los capullos (alcaparras) y los frutos (alcaparrones) se recolectan para consumo, habitualmente conservados en salmuera.
Se conoce porque se aprovechan para consumo humano.
Cada planta puede producir entre 0,5 y 3 kg de alcaparras.
Se le atribuyen propiedad medicinal como diurética, depurativa, antihemorroidal y vasoconstrictora. También se ha usado un extracto de raíz en cosmética para fortalecer el pelo.
Lo más conocido de la tapenera son sus flores y sus frutos, tápenas y alcaparras, respectivamente, por su uso culinario, ampliamente conocido por todos. Lo que se conoce menos es su uso forestal, como planta de repoblación.
Las características botánicas de la Capparis son las siguientes:
  • Familia: Caparidaceae.
  • Origen: Sur de Europa, Región mediterránea.
  • Arbusto rastrero de hoja perenne de 1-1,5 m de altura.
  • Hojas alternas y ovales con la estípula transformada en una corta espina arqueada
  • Flores muy decorativas, grandes, de color blanco rosado con largos estambres que emergen de la corola y se abren en verano.
  • Floración: Alrededor de Mayo.
  • Presente en taludes sobre suelos margosos en climas secos. Sobre murallas, torres y acantilados marinos.
  • Luz: a pleno sol.
  • Terreno: pobre, formado de materiales de descomposición de rocas, piedras, con la adición de un poco de arena.
Las características forestales más importantes son las siguientes:
  • Gran resistencia a épocas secas.
  • Crecimiento sobre sustratos sueltos e inestables, fijándolos.
  • Alimento para la fauna gracias al fruto.
  • Planta rastrera y trepadora, proporcionando buena cobertura al suelo, protegiéndolo de erosión hídrica y eólica.
  • Posibilidad de regeneración natural mediante semillas.


 

lunes, 30 de julio de 2012

Antoni Domenech: la metáfora falaz del "Estado-Familia".

"En esta nueva entrevista de ATTAC TV, Antoni Domenech, catedrático de Filosofía de Ciencias Sociales y Morales de la Universidad de Ciencias Económicas de Barcelona y miembro del Consejo Científico de Attac, habla de cómo el poder establecido intenta colonizar las mentes de los ciudadanos a través de la que el llama metáfora del “estado como familia”, que justifica las políticas de recorte y austeridad que está llevando a cabo actualmente el gobierno español.

El profesor Domenech también argumenta que, aunque en su día se mostró contrario a la pérdida de la soberanía monetaria por parte de los estados, en su opinión hoy sería una “catástrofe” la hipotética salida del euro de países como Grecia, España o Italia.

Por último, como planes de acción frente a la crisis defiende modelos del tipo New Deal, que impulsó Roosevelt tras la Gran Depresión americana y afirma que es imposible salir de la crisis con austeridad y que se imponen “soluciones de voluntad política y correlación de fuerzas”. Colabora con AttacTV para que podamos seguir produciendo contenidos." (Attac Tv)





Fuente: Attac Tv

Remedios para la picadura de avispa.


Las avispas o abejas suelen picar a la persona cuando creen estar en peligro o cuando su territorio ha sido perturbado. Si las avispas creen que peligra su nido la persona puede sufrir numerosas picaduras.

Otros factores de riesgo para las picaduras de avispas son:
-    Ropa con flores y colores brillantes. Las avispas se sentirán atraídas.
-    Cubos de basura abiertos.
-    El uso de perfumes, jabones con olor todo lo que desprenda aroma puede atraer a las avispas.
-    Entornos aislados como los cobertizos de madera.

 

Síntomas picadura de avispa


Generalmente cuando la avispa pica la persona nota dolor y quemazón en la zona de la picadura. Sin embargo en casos excepcionales puede surgir una reacción alérgica que puede ser muy peligrosa. Debido a estas reacciones mueren al año alrededor de 100 personas.
Si después de una picadura de avispa experimentas, nauseas o vómitos y , dolor excesivos acude a urgencias.

Remedios para la picadura de avispa


Los síntomas más comunes son:
-    Dolor
-    Hinchazón y enrojecimiento de la zona afectada
-    Picor, urticaria

 

Remedios  para la picadura de avispa o abeja


1-      Tratar de sacar el aguijón de la pie, esto lo puedes hacer con una tarjeta de cartón o una tarjeta de crédito, con la tarjeta de crédito se presiona suave hasta extraer el aguijó, que luego podemos soltar con unas pinzas o con los dedos.  El aguijón contiene el veneno, extraerlo ayudará a mejorar los síntomas de la picadura. A continuación lavar la zona con jabón neutro.

Remedios para la picadura de avispa

2-     Calmar con hielo. Una vez retirado el aguijón, pasamos a calmar el malestar. Usamos 2 cubitos de hielo dentro de un paño y presionamos de forma suave sobre la picadura. Se hace esto durante al menos 10 minutos.

3-    Remedio bicarbonato, poner un poco de pasta de bicarbonato con unas gotas de agua sobre la picadura, ayuda a calmar las molestias.

4-    Remedio con barro, si estás fuera de casa, y te pica una abeja, buscar barro y aplicarlo sobre la picadura.

5-   Vinagre de manzana, poner unas gotas de vinagre de manzana sobre la picadura, ayuda a disminuir la inflamación.

6-    Remedio con limón. El ácido cítrico neutraliza el veneno de la picadura. Cortar un trozo de limón y aplicar sobre la picadura dejarlo al menos 10 minutos.

Remedios para la picadura de avispa

7-    Remedio cebolla, colocar una rodaja de cebolla recién cortada sobre la zona de la picadura. Al principio puedes sentir un poco de malestar pero en pocos segundos notarás alivio. Dejar unos minutos. Se logra alivio del dolor y la inflamación.

8-    Remedio con albahaca. Con hojas de la planta de albahaca, se aplastan y se ponen directamente sobre la picadura durante unos cinco minutos.

9-    Remedio con hojas de platanera, muy conocido en zonas tropicales. Se toma un trozo de hoja de platanera se lava y se corta un trozo pequeño. Se muele en un mortero y se aplica sobre la zona de la picadura.

10-   Hielo y después miel. Se aplica hielo sobre un pañito unos minutos y después se aplica un poco de miel sobre la picadura. La miel tienen gran poder bactericida y calmante.

11-  Remedio aloe vera. Se aplica aloe vera sobre la zona de la picadura. Se logra un efecto refrescante y calmante del picor.


Fuente: viviendosanos.com

jueves, 19 de julio de 2012

Quítate la ropa: 5 beneficios de andar desnudo.

La desnudez es un recurso terapeútico y saludable a disposición de todo el mundo. Es accesible, gratuita, sincera, y además conlleva grandes beneficios para tu salud física y psicológica.



La desnudez es un recurso terapeútico y saludable a disposición de todo el mundo. Es accesible, gratuita, sincera, y además conlleva grandes beneficios para tú salud física y psicológica. Y por si fuera poco es completamente eco amigable ya que no genera ningún tipo de residuos o deshechos, es 100% natural, y tampoco genera dependencia (con excepción de casos muy especiales).

Ecoosfera te presenta 5 muy buenas razones para aligerar tu cuerpo y soltar la ropa.


1) Estimula el coqueteo entre tus propias neuronas
Pediatras afirman que los niños deben darse una buena dosis de desnudez diaria ya que esto mejorará el desarrollo de sus cerebros, y consecuentemente a que la neuroconectividad fluya. Por otro lado, el pionero de la neuroplástica Michael M Merzenich  asegura que “todo lo que se puede observar que sucede en un cerebro joven podría suceder en un cerebro mayor”. Así que si quieres favorecer el intraflirteo de tus neuronas, deshazte de la ropa al menos unos minutos cada día.

2) Que el universo acaricie tu piel
Exponer tu cuerpo desnudo al entorno atmosférico termina por traducirse en un sutil masaje de sensaciones detonadas por factores como la temperatura y el aire en movimiento. La estimulación en tu piel desnuda ayudará a combatir desordenes mentales, a mejorar tu circulación sanguínea, y a drenar con mayor fluidez tu sistema linfático.

3) Tu cuerpo y tu mente son uno
Esta comprobado que aquellas personas que se desnudan con mayor frecuencia para realizar actividades cotidianas (cocinar, desayunar, limpiar la casa) adquieren una conciencia más nítida de su cuerpo, y al estar realizando acciones que implican una coordinación psico motriz contrastan con mayor claridad el funcionamiento del mismo.

4) Intercambio holográfico y reafirmación de la identidad
El legendario Abraham Maslow afirma “ El nudismo es en sí una especie de terapia”. Los beneficios de la desnudez frente a otras personas reduce el estrés, una posible adicción al porno , o tergiversación en la relación de tu mente frente a la sexualidad. En cambio, favorece una integración y desarrollo de tu identidad frente a las personas del género opuesto. Un estudio de la Universidad de Northern Iowa comprobó que los nudistas tienen, en promedio, una mucho mayor aceptación de su cuerpo que los demás.

5) La enfermedad a la sombra
La ropa favorece el desarrollo de ciertas enfermedades en la piel y en general alimenta el nacimiento y desarrollo de bacterias corporales. Estos efectos se acentúan en el área de los genitales tanto en hombres como mujeres. El contacto de estas partes del cuerpo con la atmósfera, y con el sol, funciona como un increíble esterilizador, además de aumentar el flujo de prana (energía vital) que tu cuerpo recibe.


Fuente: ecoosfera.com

Las dos maneras de educar a un ser humano incipiente.

Quizá las maneras de entender la pediatría puedan resumirse en dos: los que escuchan a los niños y los que no y además intentan fastidiarles.




Me ha llegado el libro Pediatría para los nuevos niños de Lúa Catalá que hace tiempo comentaba en este blog pues uno de los capítulos versa sobre las vacunas. Supongo que existen tantas maneras de entender la pediatría como pediatras. Ojeo el libro, trato de ver qué me inspira, leo algunas páginas y párrafos sueltos. Quizá las maneras de entender la pediatría puedan resumirse en dos: los que escuchan a los niños y los que no y además intentan fastidiarles.
Lúa es de los que escuchan y aprenden de ellos, nuestros pequeños tienen tanto que enseñarnos. Y ello me ha llevado a recordar una entrada del blog muy reciente de otra profesional de la salud comprometida con la infancia de la que he leído algún libro también (en concreto Nacer por cesárea). Me refiero a la psiquiatra infantil Ibone Olza que, cansada de la manera de interpretar la crianza de los hijos por parte del famoso Dr. Estivill, (autor del libro Duérmete niño) ha decidido “desmontar” sus creencias.
Destaco a continuación lo que me ha parecido más interesante de lo que escribe Olza pues responde a lo que en esta mañana de sábado me ha inspirado Catalá, las dos maneras de educar a un ser humano incipiente, una de ellas sin escucharle y así nos va. Lo único que hecho de menos, dado que Olza es psiquiatra, es que nos aclare si Estivill no es otro psicópata y de ahí incluso pueda determinarse el grado de aceptación de sus “métodos”.
Los consejos de Estivill que cita Olza:
“…lo lógico es que llore, grite, vomite, patalee, diga “sed”, “hambre”, “pupa”, “no te quiero”…lo que sea con tal de conseguir que os dobleguéis, pero ni os inmutéis…Y si os cuesta mucho, pensad que lo estáis haciendo por su salud y la de toda la familia…” “…lo más probable es que en ese momento esté llorando a moco tendido…ni caso. Seguid hablando como si nada…”.
A un niño vomitar no le cuesta mucho, y aunque se de golpes –cosa que en principio os puede alarmar y con razón- no llegará a hacerse daño y lo dejará correr tan pronto entienda que vosotros no le dais ninguna importancia . “Debéis desaparecer de la habitación antes de que el niño se duerma. No tenéis que ayudarle a coger el sueño, acunándolo, acariciándolo o haciéndole fiestas”.
“Nunca dialogaréis con el niño ni haréis caso de sus protestas. Ahora sabéis que sólo está haciendo servir acciones para conseguir reacciones. De hecho, no le pasa nada. Por tanto, no os pongáis nerviosos ni desfallezcáis en ningún momento, ni tan solo cuando veis que el niño vomita o se da golpes”.
Lo que opina la psiquiatra:
“Lo lógico de verdad habría sido que semejante texto fuera denunciado por los servicios de protección a la infancia. Nada más lejos de la realidad: por desgracia fue durante años uno de los libros mas vendidos en nuestro país. Y para más INRI fue a su vez recetado por muchísimos médicos, especialmente pediatras. (…)
Como psiquiatra infantil y como madre el Duérmete niño me parecía una apología del maltrato infantil, y así lo he repetido numerosas veces. No digo yo que establecer ciertas rutinas no pueda ser beneficioso en ocasiones, pero la parte final de esa rutina que propone Estivill supone desatender el llanto de los bebés, dejándolos llorar solos en su cuna y habitación,  una barbaridad que se paga muy cara. En mi consulta he pasado años intentando arreglar los desaguisados y estropicios que el librito ha producido a tantísimos niños y niñas así como a sus  familias. Demasiadas veces deseé para mis adentros que Estivill no pudiera dormir, que escuchara durante noches el llanto de todos esos bebés a los que hizo llorar sin posibilidad de consuelo. (…)
Me he sentido desolada al ver esas secuelas que Estivill insistentemente niega, y que a veces tienen la forma de trastornos de ansiedad de separación, depresiones infantiles, enuresis o graves trastornos de conducta en la adolescencia. Cuando se ha conseguido que una madre o un padre desatiendan el llanto de su bebé dejándole sólo en otra habitación, cuando ya se ha producido esa primera quiebra, la confianza en los demás, la bondad, la empatía del niño o niña se pueden ver mermadas de por vida. (…)
Por si alguien aún dudaba termina acusando a las madres que le critican de enfermas:
“Es más, existen investigaciones muy serias sobre las mamás que están en contra de estas ideas y la mayoría presentan una psicopatología en su forma de ser”
¿A qué se refiere? ¿No estará hablando de su chapucero estudio comparando a 9 madres barcelonesas con 37 madres de Sao Paulo que se quejaban de que sus bebés no dormían y que en un simple cuestionario daban puntuaciones sugerentes de depresión? No hay más que leer su estudio para comprender que eso no es ciencia: compara dos muestras nada representativas y saca conclusiones de Perogrullo como que las madres de bebés “con insomnio” dormían mal. Menuda bazofia”.

Publicado por Miguel Jara el 9 de junio de 2012

Percha para zapatos.




Fuente: Internet.

El lenguaje transforma nuestra percepción del mundo.

O ¿por qué las personas que hablan ruso ven más azules que los que hablan inglés? Comprueban científicamente la frase: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”

1_bus

“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”, escribía en 1921 Ludwig Wittgenstein,en un tratado en el que intentó definir la lógica fundamental del pensamiento humano. Y al parecer el soberbio filósofo austriaco tenía razón. Una serie de estudios encabezados por la guapa investigadora de ciencias neurocognitivas de Stanford y MIT, Lera Boroditsky, parecen confirmar científicamente esta intuición profunda de la historia del pensamiento humano. Nombrar, como su etimología lo sugiere, es necesario para conocer, el nomos de nuestro ADN adánida. Las palabras son ojos.
De rígida formación científica aunque abocada a campos humanitarios, Lera se llevó una estremecedora sorpresa después de asimilar sus resultados investigando la percepción del tiempo, las formas y los colores en sujetos que habitan diferentes lenguajes.

“Mi intención era mostrar que el lenguaje no afecta la percepción, pero encontré exactamente lo opuesto. Resulta que el lenguaje interviene en níveles básico de percepción, y, sin tener conocimiento o consentimiento, transforma la sustancia misma de cómo vemos el mundo”.

Un ejemplo significativo y hasta poético, en la dimensión del color regente de la imaginación, son los experimentos en la percepción de distintos tonos de azul en personas que hablan diferentes idiomas.
“En ruso no existe una sola palabra que cubra todos los colores que las personas que hablan inglés llaman “azul”. El ruso hace una distinción obligada entre el azul claro (goluboy) y el azul oscuro (siniy). Ahora bien ¿significa esto que las personas que hablan ruso notan una mayor diferencia entre azules goluboy y azules siniy? Al parecer sí, esto es lo que nos dice nuestra data. Las personas que hablan ruso son más rápidas en distinguir dos tonos de azules diferentes que las personas que hablan inglés”. (Ver estudio: Effects of language on color discriminability).
Un estudio similar fue realizado entre personas que hablan griego y personas que hablan inglés, en griego existen las palabras ghalazio y never ble (para el azul cielo y para el azul oscuro). Los resultados que obtuvieron muestran que los helénicos procesan el azul claro y el azul oscuro 100 millisegundos antes que los angloparlantes. (Ver estudio).

415890880_4bdcbdaa8a

La búsqueda de la joven de asendencia bielorrusa por corroborar los efectos del lenguaje en la percepción la llevó a Pormpuraaw, un pequeño poblado aborigen en el norte de Australia. Los locales Kuuk Thaayorre no utilizan palabras como “izquierda” o “derecha” o “atrás” y “adelante”, como se usan en inglés. Para todas su referencias espaciales usan términos de direcciones cardinales, hasta el punto de decir: “tienes una hormiga en el noreste de tu pierna” (algo peligroso) o “mueve la tasa al suroeste un poco” (habría que estudiar también los efectos de los diminutivos latinoamericanos en la percepción del mundo).
Una consecuencia de hablar una lengua así es que uno se tiene que mantener orientado en todos momentos para poder tener relaciones sociales primarias. De otra forma la pregunta “¿A dónde vas?” puede ser fatal, como parte de una confusión existencialista absurda.(La respuesta para los Kuuk Thaayorre sería algo como “Al sursureste en la distancia media”). “Si no sabes hacia que dirección estás viendo, no puedes superar el ‘Hola’”, escribe Lera.

“Visto de una forma sencilla, las personas que hablan lenguas como la de los Kuuk Thaayorre son mucho mejores que las personas que hablan inglés en mantenerse orientados y en mantener noción de dónde están, incluso en paisajes desconocidos o dentro de edificios desconocidos. Lo que les permite -en realidad obliga- a hacer esto, es su lengua. Tener su atención entrenada de esta forma los equipa para realizar hazañas de navegación que alguna vez parecían imposibles para un ser humano”.

Y aunque esto pueda ser considerado un aspecto primitivo en nuestra relación con la realidad o el mundo, si esto ocurre con las representaciones espaciales, esto significa que probablemente otro tipo de percepciones se ven afectadas por el lenguaje, como el tiempo, los números, la música, la moral, la socialización y muchas más.

“Hasta los aspectos más básicos de la percepción del tiempo pueden ser afectados por el lenguaje. Por ejemplo: las personas que hablan inglés prefieren referirse a la duración en términos de longitud “esa fue una larga plática” “esa reunión fue muy corta”( e.g., “That was a short talk,” “The meeting didn’t take long”) mientras en español y en griego se suele preferir referirse a la duración en términos de cantidad o tamaño, usando términos como “mucho” o “poco” o “grande”. Nuestra investigación muestra que habilidades cognitivas, como estimar la duración de algo, difieren, y pueden predecirse, en formas consistentes con los patrones de metáforas de cada lenguaje. Cuándo se les pide estimar la duración, las personas que hablan inglés tienden a confundirse por la información referente a la distancia, estimando que una línea de mayor longitud permanece más tiempo en la pantalla donde se realiza una prueba. Mientras las personas que hablan griego tienen mayor tendencia a confundirles por información referente a la cantidad, estimando que un contenedor que está “más lleno” permanece más tiempo en una pantalla.
“Una pregunta importante es: ¿Son estas diferencias causadas por el lenguaje per se o por algún otro aspecto de la cultura?
“Una forma de responder esta pregunta es enseñando nuevas formas de hablar a las personas y observar si esto influye en la forma en la que piensan. Se le enseñó a personas que hablan inglés diferentes formas de hablar sobre el tiempo: se les enseñó metáforas de tamaño (como en griego) para describir la duración (por ejemplo: una película es más grande que un estornudo) o metáforas verticales (como en mandarín) para describir el orden de las cosas. Una vez que los angloparlantes aprendieron a hablar del tiempo de estas formas, sus resultados en pruebas cognitivas se empezaron a asemejar a los de las personas que hablan griego o mandarín. Esto sugiere que los patrones de un idioma o una lengua tienen un papel causal en la construcción de nuestra forma de pensar. Aprender a hablar un nuevo idioma, es también aprender una nueva forma de pensar”.
Otro ejemplo notable tiene que ver con el género gramatical de diferentes idiomas:
“En un estudio le pedimos a personas que hablan alemán y a personas que hablan español que describieran objetosque tienen géneros opuestos en los dos idiomas. Las descripciones que dieron difirieron en una forma predecible por su género gramatical. Por ejemplo, cuando se les pidio describir la palabra “llave”, una palabra que en alemán es masculina y en español femenina, las personas que hablaban alemán usaron en mayor medida palabras como “dura” “pesada” “metálica”, “férrea” y “útil”, mientras los que hablaban español dijeron en muchos casos palabras como “dorada” “pequeña” “preciosa” “intrincada” “brillante” y “pequeña”".
Algo similar pero en el sentido opuesto ocurrió con la palabra “puente”, que es masculina en español y femenina en alemán. El género gramatical transforma la forma en la que vemos los objetos, los femeniza o masculiniza y hace que les asociemos cualidades, casi de una forma mágica.
Un ejemplo, un poco obvio, tiene que ver con cómo los artistas representan al tiempo o a la muerte. Según Lera Boroditsky en un 85% de las veces un artista representa a la muerte según su género gramatical: los rusos pintan a la muerte como una mujer; los alemanes, como un hombre. ¿Podría haber surgido en México un culto, casi un cariño, a la “Santa” muerte, si esta no fuera una palabra de género femenino? Y por otra parte ¿qué relación tiene la transformación a través la historia de ciertas deidades cambiando de sexo femenino a masculino, o viceversa, con estas cualidades adquiridas a partir del género gramatical? Algo de lo cual Robert Graves en “La Diosa Blanca” nos ha dejado pistas. Posiblemente las castas sacerdotales tuvieron algún tipo de conciencia de que un dios era más útil para transmitir ciertos conceptos, ciertos castigos, ciertas leyes, que una diosa, por ejemplo, y así también en relación con la idiosincracia particular de un pueblo que se quisiera convertir o conquistar.
“Otros estudios han hallado efectos del lenguaje en cómo las personas se construyen mentalmente eventos, razonan sobre la causalidad, llevan cuentas numéricas, entienden la sustancia material, perciben y experimentan emociones, razonan sobre la mente de las demás personas, deciden tomar riesgos e incluso como escogen sus parejas o sus profesiones”.

1_lera-boroditsky

El autor de este artículo ha sufrido una prueba de los efectos del lenguaje en la percepción de la realidad: al encontrar una intuición personal claramente verbalizada y explicada por la neuroantropóloga de origen bielorruso Lera Borodistky (o Boro di cielo), la ha beatificado, reproduciéndola en su pantalla mental con una mayor beldad de la que su pequeño thumbnail en blanco y negro podría, objetivamente, provocar. Su inteligencia transmitida a partir de su lenguaje científico ha transformado su rostro como una aura metafísica. Pero doble dirección transformativa: a partir de su belleza aumentada por el cristal magnificante de mi percepción influida, su lenguaje ha sido aprehendido con mayor claridad, anidando en zonas arborescentes de diamantes sinápticos, disparando interconexiones de fuego neuroazul y derramando lagos de serotonina sinergética: sílex de letras que se autoliban lisérgicas.

Twitter del autor: @alepholo







“if the world is code, then it can be internal linkhacked..
or
That the real secret of magic is that the world is made of words, and that if you know the words that the world is made of you can make of it whatever you wish. (Terence Mckenna)

Servilletero.




Fuente: Carla Sousa Freire

Perchero.




Fuente: Carla Sousa Freire

Kit de pintura.




Fuente: Carla Sousa Freire

Estuche para lápices.



Clip sujeta-folios.




Fuente: Carla Sousa Freire

miércoles, 18 de julio de 2012

La estrategia del nenúfar.

 

Traducido para Rebelión por Germán Leyens

© Falco
Lo primero que vi el mes pasado cuando entré en el avión de carga C-17 gris oscuro de la Fuerza Aérea fue un vacío, algo faltaba. Faltaba un brazo izquierdo, para ser exacto, cortado a la altura del hombro, temporalmente parchado y unido. Carne gruesa, pálida, manchada de un rojo brillante en los bordes. Parecía carne cortada en pedazos. La cara y lo que quedaba del resto del hombre estaban ocultas por mantas, un edredón con la bandera de EE.UU. y un revoltijo de tubos y cintas, alambres, bolsas de goteo, y monitores médicos.

Ese hombre y otros dos soldados gravemente heridos - uno con dos muñones donde había habido piernas, el otro al que le faltaba una pierna bajo el muslo - estaban entubados, inconscientes y acostados en camillas colgadas de las paredes del avión que acababa de aterrizar en la Base Aérea Ramstein de Alemania. Un tatuaje en el brazo restante del soldado decía: "MUERTE MEJOR QUE DESHONRA".

Pregunté a un miembro del equipo médico de la Fuerza Aérea por las víctimas semejantes que ven. Muchas, como en este vuelo, provienen de Afganistán, me dijo. "Muchas del Cuerno de África", agregó. "En realidad los medios hablan muy poco de eso".

"¿De dónde de África?" pregunté. Dijo que no lo sabía exactamente, pero sobre todo del Cuerno, a menudo con heridas graves. "Muchos de Yibuti", agregó, refiriéndose a Camp Lemonnier, la principal base militar de EE.UU. en África, pero también de "otros sitios" de la región.

Desde las muertes de Black Hawk derribado [En España, La caída del halcón negro, en Latinoamérica] en Somalia hace casi 20 años, hemos oído poco, si algo, sobre víctimas militares estadounidenses en África (fuera de una extraña información de la semana pasada sobre tres comandos de operaciones especiales muertos, junto con tres mujeres identificadas por fuentes militares de EE.UU. como "prostitutas marroquíes", en un misterioso accidente automovilístico en Mali). La creciente cantidad de pacientes que llegan a Ramstein desde África descorre una cortina sobre una significativa transformación en la estrategia militar de EE.UU. para el siglo XXI.

Es probable que esas víctimas sean la vanguardia de cantidades crecientes de soldados heridos provenientes de sitios muy alejados de Afganistán e Irak. Reflejan el creciente uso de bases relativamente pequeñas como Camp Lemonnier, que los planificadores militares ven como un modelo para futuras bases de EE.UU. "esparcidas", como explica un académico, "por regiones en las cuales EE.UU. no ha mantenido anteriormente una presencia militar".

Están desapareciendo los días en los que Ramstein era la base simbólica de EE.UU., un coloso del tamaño de una ciudad repleto de miles o decenas de miles de estadounidenses, supermercados, Pizza Huts, y otras comodidades. Pero no penséis ni por un segundo que el Pentágono esté haciendo las maletas, reduciendo su misión global y volviendo a casa. En los hechos, sobre la base de los eventos de los últimos años, es posible que sea todo lo contrario. Mientras disminuye la colección de bases gigantes de la era de la Guerra Fría, la infraestructura de bases en ultramar ha estallado en tamaño y alcance.

Sin que lo sepa la mayoría de los estadounidenses, la creación de bases en todo el planeta está aumentando, gracias a una nueva generación de bases que los militares llaman "nenúfares" (como cuando una rana salta a través de un estanque hacia su presa). Son pequeñas instalaciones secretas e inaccesibles con una cantidad restringida de soldados, comodidades limitadas, y armamento y suministros previamente asegurados.

En todo el mundo, de Yibuti a las selvas de Honduras, de los desiertos de Mauritania a las pequeñas Islas Cocos de Australia, el Pentágono ha estado buscando tantos nenúfares como puede, en tantos países como puede, lo más rápido posible. Aunque cuesta hacer las estadísticas, en vista de la naturaleza frecuentemente secreta de esas bases, es probable que el Pentágono haya construido más de 50 nenúfares y otras pequeñas bases desde el año 2000, mientras explora la construcción de docenas más.

Como explica Mark Gillem, autor de America Town: Building the Outposts of Empire, el nuevo objetivo es "evitar" las poblaciones locales, la publicidad y la posible oposición. "Para proyectar su poder", dice, EE.UU. quiere "puestos avanzados aislados e independientes ubicados estratégicamente" en todo el mundo. Según algunos de los más fuertes propugnadores de la estrategia en el Instituto de la Empresa Estadounidense, el objetivo debe ser "crear una red mundial de fuertes fronterizos", con los militares estadounidenses, "la 'caballería global' del Siglo XXI".

Semejantes bases nenúfares se han convertido en una parte crítica de una estrategia militar de Washington en desarrollo que apunta a mantener la dominación global de EE.UU. haciendo mucho más con menos en un mundo cada vez más competitivo, cada vez más multipolar. Es bastante notable, sin embargo, que esta política de ajuste de las bases globales no haya recibido casi ninguna atención pública, ni una supervisión significativa del Congreso. Mientras tanto, como lo muestra la llegada de las primeras víctimas de África, los militares de EE.UU. se están involucrando en nuevas áreas del mundo y en nuevos conflictos, con consecuencias potencialmente desastrosas.

Transformación del imperio de bases

Se podría pensar que los militares de EE.UU. se encuentran en un proceso de reducir, en lugar de expandir, su poco apercibida pero enorme colección de bases en el exterior. Después de todo, fueron obligados a cerrar toda la colección de 505 bases, de mega a micro, que construyeron en Irak, y ahora están iniciando el proceso de reducir sus fuerzas en Afganistán. En Europa, el Pentágono sigue cerrando sus masivas bases de Alemania y pronto sacará dos brigadas de combate de ese país. Se planea que la cantidad de tropas globales se reduzca en unos 100.000 soldados.

Sin embargo EE.UU. sigue manteniendo su mayor colección de bases de toda la historia: más de 1.000 instalaciones militares fuera de los 50 Estados y de Washington DC. Incluye desde bases de décadas de antigüedad en Alemania y Japón a bases totalmente nuevas de drones en Etiopía y las islas Seychelles en el Océano Índico, e incluso balnearios para veraneantes militares en Italia y Corea del Sur.

En Afganistán, la fuerza internacional dirigida por EE.UU. todavía ocupa más de 450 bases. En total, los militares de EE.UU. tienen alguna forma de presencia de sus tropas en aproximadamente 150 países extranjeros, para no mencionar 11 fuerzas de tareas de portaaviones - esencialmente bases flotantes - y una presencia militar significativa, y creciente, en el espacio. EE.UU. gasta actualmente unos 250.000 millones de dólares al año en mantener bases y tropas en el exterior.

Algunas bases, como la de la Bahía de Guantánamo en Cuba, datan de finales del Siglo XIX. La mayoría se construyeron o se ocuparon durante la Segunda Guerra Mundial o justo después, en todos los continentes, incluida la Antártica. Aunque los militares de EE.UU. desocuparon cerca de un 60% de sus bases en el exterior después del colapso de la Unión Soviética, la base de infraestructura de la Guerra Fría permaneció relativamente intacta, con 60.000 soldados estadounidenses que permanecieron solo en Alemania, a pesar de la ausencia de una superpotencia enemiga.

Sin embargo, en los primeros meses de 2001, incluso antes de los ataques del 11-S, el gobierno de Bush lanzó una importante reestructuración de bases y tropas que continúa ahora con el "pivote Asia" de Obama. El plan original de Bush era cerrar más de un tercio de las bases de la nación en el exterior y trasladar tropas hacia el este y el sur, más cerca de zonas de conflicto previstas en Medio Oriente, Asia, África, y Latinoamérica. El Pentágono comenzó a concentrarse en la creación de "bases operativas avanzadas" más pequeñas y flexibles e incluso "sitios de cooperación" aún más pequeños o sea "nenúfares". Las grandes concentraciones de tropas se restringirían a una cantidad reducida de "bases operativas principales" (MOBs por sus siglas en inglés), - como Ramstein, Guam en el Pacífico, y Diego García en el Océano Índico - que debían expandirse.

A pesar de la retórica de consolidación y cierre que acompañó este plan, en la era posterior al 11-S en realidad el Pentágono ha estado expandiendo drásticamente su infraestructura básica, incluidas docenas de importantes bases en cada país del Golfo Pérsico con la excepción de Irán y en varios países centroasiáticos críticos para la guerra en Afganistán.

Reinician la expansión de las bases

El "pivote hacia Asia" anunciado recientemente por Obama señala que Asia oriental estará en el centro de la explosión de bases nenúfares y eventos relacionados. En Australia se están estableciendo marines de EE.UU. en una base compartida en Darwin. En otros sitios, el Pentágono se dedica a planes para una base de drones y vigilancia en las islas Cocos de Australia y despliegues en Brisbane y Perth. En Tailandia, el Pentágono ha negociado derechos de nuevas visitas de la Armada y un "centro de ayuda para desastres" en U-Tapao.

© Laz
En las Filipinas, donde el gobierno expulsó a EE.UU. de la masiva Base Aérea Clark y la Base Naval Subic Bay a principios de los años noventa, hasta 600 soldados de las fuerzas especiales han estado operando silenciosamente en el sur del país desde enero de 2002. El mes pasado, los dos gobiernos llegaron a un acuerdo sobre el uso futuro por parte de EE.UU. de Clark y Subic, así como otros centros de reparación y suministro de la era de la Guerra de Vietnam. Como señal del cambio de los tiempos, los funcionarios estadounidenses incluso firmaron en 2011 un acuerdo de defensa con su antiguo enemigo, Vietnam, y han iniciado negociaciones para el creciente uso de puertos vietnamitas por la Armada.

En otros sitios de Asia, el Pentágono ha reconstruido una pista de aterrizaje en la pequeña isla Titian cerca de Guam, y considera futuras bases en Indonesia, Malasia y Brunei, mientras impulsa vínculos militares más estrechos con India. Sus fuerzas armadas realizan cada año unos 170 ejercicios militares y 250 visitas a puertos en la región. En la isla Jeju de Corea del Sur, los militares coreanos construyen una base que formará parte del sistema de defensa de misiles de EE.UU., a la cual tendrán acceso regularmente las fuerzas estadounidenses.

"Simplemente no podemos estar en un solo sitio para hacer todo lo necesario", dijo el comandante del Comando Pacífico, el almirante Samuel Locklear III. Para los planificadores militares, "hacer todo lo necesario" se define claramente como el aislamiento y (en la terminología de la Guerra Fría) "contención" de China, la nueva potencia de la región. Esto significa evidentemente "salpicar" nuevas bases por toda la región, agregándolas a las más de 200 bases estadounidenses que han cercado China durante décadas en Japón, Corea del Sur, Guam y Hawái.

Y Asia es solo el comienzo. En África, el Pentágono ha creado silenciosamente "cerca de una docena de bases aéreas" para drones y vigilancia desde 2007. Aparte de Camp Lemonnier, sabemos que los militares han creado o crearán pronto instalaciones en Burkina Faso, Burundi, la República Centroafricana, Etiopía, Kenia, Mauritania, São Tomé y Príncipe, Senegal, Seychelles, Sudán del Sur, y Uganda. El Pentágono también ha investigado la construcción de bases en Argelia, Gabón, Ghana, Mali y Nigeria, entre otros sitios.

El próximo año, una fuerza del tamaño de una brigada de 3.000 soldados, y "posiblemente más", llegará para realizar ejercicios y misiones de entrenamiento en todo el continente. En el cercano Golfo Pérsico, la Armada está desarrollando una "base avanzada flotante", o "buque-madre", para que sirva de "nenúfar" flotante a helicópteros y patrulleras, y ha estado involucrada en un masivo aumento de las fuerzas en la región.

En Latinoamérica, después de la expulsión de los militares de Panamá en 1999 y de Ecuador en 2009, el Pentágono ha creado o actualizado nuevas bases en Aruba y Curaçao, Chile, Colombia, El Salvador y Perú. En otros sitios, el Pentágono ha financiado la creación de bases militares y policiales capaces de albergar fuerzas estadounidenses en Belice, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Costa Rica, e incluso en Ecuador. En 2008, la Armada reactivó su Cuarta Flota, inactiva desde 1950, para patrullar la región. Los militares pueden desear una base en Brasil y trataron infructuosamente de crear bases, supuestamente para ayuda humanitaria y de emergencia en Paraguay y Argentina.

Finalmente en Europa, después de llegar a los Balcanes durante las intervenciones de los años noventa, las bases estadounidenses se han desplazado hacia el este a algunos de los Estados del bloque oriental del eximperio soviético. El Pentágono desarrolla actualmente instalaciones capaces de apoyar despliegues rotativos, del tamaño de brigadas en Rumania y Bulgaria, y una base de defensa de misiles e instalaciones de aviación en Polonia. Previamente, el gobierno de Bush mantuvo dos instalaciones ocultas (prisiones secretas) de la CIA en Lituania y en Polonia. Ciudadanos de la República Checa rechazaron una base de radar planificada para el sistema de defensa de misiles del Pentágono, que aún no ha sido probado, y ahora Rumania recibirá misiles basados en tierra.

Un nuevo modo de guerra de EE.UU.

Un nenúfar en una de las islas en el Golfo de Guinea de São Tomé y Príncipe, frente a la costa occidental, rica en petróleo, de África, ayuda a explicar lo que está sucediendo. Un funcionario estadounidense ha descrito la base como "otra Diego Garcia" refiriéndose a la base del Océano Índico que ha ayudado a asegurar décadas de dominación de EE.UU. sobre los suministros de energía de Medio Oriente. Sin la libertad de crear nuevas grandes bases en África, el Pentágono está utilizando São Tomé y una creciente colección de otros nenúfares en el continente en un intento de controlar otra región crucial rica en petróleo.

Mucho más allá de África Occidental, la competencia del "Gran Juego" del Siglo XIX por Asia Central ha vuelto de verdad, y esta vez de modo global. Se extiende a tierras ricas en materias primas de África, Asia y Suramérica, mientras EE.UU., China, Rusia y miembros de la Unión Europea se enfrentan en una competencia cada vez más intensa por la supremacía económica y geopolítica.

Mientras Pekín, en particular, ha participado en esta competencia de una manera sobre todo económica, marcando el globo con inversiones estratégicas, Washington se ha concentrado implacablemente en la fuerza militar como su baza global, marcando el planeta con nuevas bases y otras formas de poder militar. "Olvidad las invasiones a gran escala y las amplias ocupaciones en el continente eurasiático", escribió Nick Turse sobre esta nueva estrategia militar del Siglo XXI. "En vez de eso pensad en fuerzas de operaciones especiales... ejércitos testaferros... militarización del espionaje y de la inteligencia... aviones drones sin tripulación... ataques cibernéticos y operaciones conjuntas del Pentágono con agencias gubernamentales 'civiles' cada vez más militarizadas".

A esta incomparable potencia aérea y naval de largo alcance hay que agregar ventas de armas que superan a cualquier nación de la Tierra; misiones humanitarias y de ayuda en desastres que sirven claramente fines de inteligencia militar, patrullas y funciones de "corazones y mentes"; el despliegue rotativo de fuerzas regulares de EE.UU. en todo el globo; visitas a puertos y un despliegue expansivo de ejercicios militares conjuntos y misiones de entrenamiento que dan a los militares de EE.UU. una "presencia" de facto en todo el mundo y que ayudan a convertir a militares extranjeros en fuerzas testaferras.

Y cada vez más bases nenúfares.

Los planificadores militares prevén un futuro de interminables intervenciones a pequeña escala en las cuales una gran colección de bases, geográficamente dispersas, siempre estarán preparadas para un acceso operativo instantáneo. Con bases en la mayor cantidad de sitios posibles, los planificadores militares quieren estar en condiciones de volverse hacia otro país convenientemente cercano si EE.UU. no puede utilizar una cierta base, como fue el caso en Turquía antes de la invasión de Irak. En otras palabras, los funcionarios del Pentágono sueñan con una flexibilidad casi ilimitada, la capacidad de reaccionar con notable rapidez ante eventos en cualquier parte del mundo, y por lo tanto algo que se acerque a un control militar total del planeta.

Más allá de su utilidad militar, las bases nenúfares y otras formas de proyección del poder son también instrumentos políticos y económicos utilizados para construir y mantener alianzas y asegurar un acceso privilegiado de EE.UU. a mercados, recursos y oportunidades de inversión en el extranjero. Washington planifica utilizar bases nenúfares y otros proyectos militares para atar a países en Europa Oriental, África, Asia y Latinoamérica lo más estrechamente posible a los militares de EE.UU., y así a la continua hegemonía política-económica de EE.UU. En conclusión, los funcionarios estadounidenses esperan que el poderío militar arraigue su influencia y mantenga la mayor cantidad posible de países dentro de una órbita estadounidense en una época en la cual algunos están afirmando su independencia todavía con más fuerza y gravitan hacia China y otras potencias ascendientes.

Esos peligrosos nenúfares

Aunque la dependencia de pequeñas bases pueda sonar más inteligente y más económica que mantener inmensas bases que a menudo han creado enojo en sitios como Okinawa y Corea del Sur, los nenúfares amenazan la seguridad global y de EE.UU. de varias maneras:

Primero, el lenguaje "nenúfar" puede ser engañoso e intencionalmente o de otra manera esas instalaciones pueden crecer rápidamente hasta convertirse en inmensas bestias.

Segundo, a pesar de la retórica sobre la extensión de la democracia que sigue perdurando en Washington, la construcción de más nenúfares garantiza en realidad la colaboración con un número creciente de regímenes despóticos, corruptos y asesinos.

Tercero, existe un modelo bien documentado del daño que las instalaciones militares de diversos tamaños infligen a las comunidades. Aunque los nenúfares parecen prometer aislamiento de una oposición local, con el tiempo sucede a menudo que incluso las bases pequeñas causan enojo y movimientos de protesta.

Finalmente, una proliferación de nenúfares significa la militarización progresiva de grandes áreas del globo. Como los verdaderos nenúfares - que en realidad son malezas acuáticas - las bases tienden a crecer y reproducirse incontrolablemente. Por cierto, las bases tienden a engendrar bases, creando "razas de bases" con otras naciones, aumentando las tensiones militares, y desalentando las soluciones diplomáticas de conflictos. Después de todo, ¿cómo reaccionaría EE.UU. si China, Rusia, o Irán construyeran aunque sea una sola base nenúfar propia en México o en el Caribe?

Para China y Rusia en particular, más bases estadounidenses cerca de sus fronteras amenazan con provocar nuevas guerras frías. Más inquietante aún, la creación de nuevas bases para proteger contra una supuesta futura amenaza militar china puede llegar a convertirse en una profecía que se autorrealice: semejantes bases en Asia crearán probablemente la amenaza contra la cual supuestamente se deben proteger, haciendo que una catastrófica guerra contra China sea más probable, no menos.

Es alentador, sin embargo, que las bases en el extranjero hayan comenzado a generar un escrutinio crítico a través del espectro político desde la senadora republicana Kay Bailey Hutchison y el candidato presidencial republicano Ron Paul al senador demócrata Jon Tester y el columnista del New York Times, Nicholas Kristof. Mientras todos buscan medios de reducir el déficit, el cierre de bases en el extranjero posibilita ahorros fáciles. Por cierto, cada vez más personajes influyentes reconocen que el país simplemente no se puede permitir más de 1.000 bases en el extranjero.

Gran Bretaña, como otros imperios anteriores, tuvo que cerrar la mayor parte de sus bases restantes en el extranjero en medio de una crisis económica en los años sesenta y setenta. EE.UU. se moverá indudablemente en esa dirección tarde o temprano. La única pregunta es si el país renunciará a sus bases y reducirá su misión global voluntariamente o si seguirá el camino de Gran Bretaña como potencia en decadencia obligada a renunciar a sus bases desde una posición de debilidad.

Por cierto, las consecuencias de no elegir otro camino van más allá de los motivos económicos. Si continúan la proliferación de los nenúfares, de las fuerzas de operaciones especiales y las guerras de drones, es probable de EE.UU. se enfrente a nuevos conflictos y nuevas guerras, generando formas desconocidas de reacción e indecible muerte y destrucción. En ese caso, más vale que nos preparemos para la llegada de muchos más vuelos - desde el Cuerno de África hasta Honduras - que no solo transporten amputados, sino ataúdes.

David Vine es profesor asistente de antropología en la American University en Washington DC. Es autor de Island of Shame: The Secret History of the U.S. Military Base on Diego Garcia(Princeton University Press, 2009). Ha escrito para New York Times, Washington Post, The Guardian, y Mother Jones, entre otros. Actualmente termina un libro sobre las más de 1.000 bases militares estadounidenses ubicadas fuera de EE.UU.
 
 
Fuente: es.sott.net